fbpx

Uno de los propósitos más recurrentes con la entrada del año nuevo es cuidar la salud. Uno de los pilares básicos para ser saludables es la alimentación que, junto con el ejercicio físico, es clave para mantenerse en forma y evitar enfermedades. Tener una buena salud pasa por alimentarse bien y por seguir una dieta saludable.

Estamos ya en plena vorágine navideña. Reuniones familiares, cenas con amigos, compromisos... La mayoría de ellas, alrededor de la mesa, lo que conlleva comer de forma más copiosa, alimentos mucho más ricos en calorías, mucho más elaborados, postres, guisos, salsas, algo de alcohol, azúcares…

En el cuidado de la piel del rostro hay, como mínimo, tres aspectos importantes. El primero, se debe de ser constante. El segundo, es necesario acudir a un especialista para que determine cuál es el tipo de producto más adecuado al tipo de piel. Y, el tercero, conocer el protocolo necesario que hay que llevar a cabo diariamente. A continuación, te damos algunas claves de un buen cuidado facial:

La palabra peeling se traduce como "pelado" de la piel. Puede ser químico, cuando se emplea una sustancia para realizarlo, o físico/mecánico cuando se lleva a cabo mediante distintos dispositivos. Ya sea de una u otra forma, el objetivo es lograr una renovación de las capas más superficiales de la piel.

El ácido hialurónico es, junto al colágeno, nuestro gran aliado en la lucha contra la pérdida de volumen y las arrugas producidas por el paso del tiempo. Sin embargo éste es más duradero, provoca menos reacciones alérgicas y contribuye a borrar las arrugas de una manera mucho más eficaz. Te contamos todas sus propiedades y beneficios.

Después de un intenso verano tras el cual perdemos la rutina, comemos a menudo fuera de casa, el consumo de helado aumenta considerablemente, las terrazas están abarrotadas, se bebe más alcohol…, es probable que hayamos cogido unos kilitos de más. Como profesional, siempre recomiendo desconectar y disfrutar en vacaciones y, si eso conlleva el salirnos de una dieta saludable durante unos días, no hay problema.

Con la llegada del otoño, la demanda de tratamientos estéticos cambia. El bronceado se ha ido perdiendo dando paso a la aparición de manchas en cara y escote que antes no estaban. Nuestra piel pierde la luminosidad que irradia en verano y mirar los escaparates nos recuerda que cada día las horas de luz son menos y que se acerca el invierno.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres de entre 50 y 69 años. Sin embargo, en los últimos años su prevalencia ha cambiado y, actualmente, más del 20 por ciento de las mujeres con este cáncer son menores de 40 años. Su incidencia ha aumentado debido a los cambios de estilo de vida de las mujeres.

El pecho es la parte del cuerpo que más se asocia a la sensualidad y la que mayor seguridad y confianza aporta a la mujer. De ahí que en los últimos años muchas mujeres se interesen por la cirugía estética y se decidan a pasar por el quirófano. De hecho, actualmente la operación de mamas es la intervención más solicitada. 

Mantener un estilo de vida saludable, es más fácil de lo que pensamos. Debemos empezar tomando pequeñas decisiones que cambien nuestros hábitos poco a poco. El cambio no llega de un día para otro, aunque muchas veces así lo queramos. ¿Cuántos de nosotros, llegado el domingo, decimos "mañana lunes empiezo a comer mejor y voy a hacer deporte 3 veces a la semana por lo menos"?.

Página 6 de 12
922 235 514615 324 307

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.