fbpx

La liposucción es una de las operaciones de carácter estético más demandadas y llevadas a cabo en todo el mundo. Sin embargo, en los últimos tiempos también ha destacado por ser la intervención más amenazada y castigada por el intrusismo profesional.

En este sentido, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), solo en nuestro país se llevan a cabo más de 12.000 liposucciones al año, lo que implica que estamos ante la segunda intervención de cirugía estética más demandada por parte de las mujeres y solo por detrás del aumento de mamas. Además, en lo que respecta a los hombres, se trata del primer procedimiento en este campo.

La lipoescultura es una técnica realmente eficaz para eliminar los depósitos de grasa que se encuentran en diferentes zonas del cuerpo, principalmente en el abdomen, aunque también es posible llevarla a cabo en muslos, caderas, pantorrillas, tobillos, brazos o papada.

La anestesia habitualmente es local, aunque dependiendo del número de zonas a tratar o de la cantidad de grasa podría aplicarse anestesia general.

Ante el nivel de intrusismo de la operación, la SECPRE recuerda que aunque la liposucción pueda parecer sencilla, debe ser llevada a cabo por profesionales cualificados que eviten problemas o complicaciones durante el procedimiento.

Por tanto, la sociedad pide a los pacientes que se aseguren de acudir a centros sanitarios y profesionales que cuenten con el título de "Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora".

922 235 514615 324 307

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.